Aimé Césaire (Basse Pointe, Martinique 1913-2008) llegó a París en 1931 con una beca estudiantil para terminar su bachillerato en el liceo Louis le Grand. Cuando volvió a su país natal ocho años después, en 1939, casado con una compatriota suya, Suzanne Roussi,AiimeCsaire2.jpg picture by antoniosarabia y con el pequeño hijo de ambos, Aimé había dejado una profunda huella de su paso por la Ciudad Luz. Ahí había conocido a Leopoldo Senghor y a León Damás con quienes fundó la revista literaria L’Etudiant Noir y el célebre movimiento poético de la “negritud”. Estuvo también muy cerca de los poetas surrealistas especialmente de André Bretón, a quien le ligó una estrecha amistad sobre todo durante el tiempo que éste último pasó en la Martinica a causa de la segunda guerra mundial. Bretón, en la introducción a Cahier d’un retour au pays natal, calificaría esta obra de Césaire como “nada menos que el mayor monumento lírico de nuestro tiempo”.

A continuación, en la excelente traducción de Agustí Bartra, unas muestras del quehacer literario de uno de los más grandes poetas nacidos en Las Antillas y, sin lugar a dudas, uno de los mayores exponentes de la poesía en lengua francesa del siglo veinte.

BATUCA (Fragmentos)

batuca
cuando el mundo será desnudo y rojo
como una matriz calcinada por los grandes soles del amor
batuca
cuando el mundo carezca de encuesta
un corazón maravilloso donde se imprime el decorado de las miradas
rotas en astillas
por la primera
vez
cuando los atractivos hagan caer en la trampa a las estrellas
cuando el amor y la muerte sean
una misma serpiente coral vuelta a soldar alrededor de un brazo sin
joyas
sin hollín
sin defensa
batuca del río hinchado de lágrimas de cocodrilo y de látigos a la
deriva
batuca del árbol de serpientes de los danzarines del prado
rosas de Pensilvania miran los ojos la nariz las orejas
las ventanas de la cabeza aserrada
del ajusticiado
batuca de la mujer de brazos de mar y cabellera de fuente submarina
la rigidez cadavérica transforma los cuerpos en lágrimas de acero
todos los fantasmas hojosos forman un mar de yucas azules y de almadías
todos los fantasmas neuróticos han tomado el freno con los dientes
batuca
cuando el mundo sea una abstracción seducida y retoños de sal gema
los jardines del mar
por la primera y última vez
un mástil de carabela olvidada arde almendro de naufragio
un cocotero un baobab una hoja de papel
un descho de apelación
batuca
cuando el mundo sea una mina al aire libre
cuando el mundo sea desde lo alto de la pasarela
mi deseo
tu deseo
conjugados en un salto en el vacío respirado
en el colgadizo de nuestros ojos rompen
todas las polvaredas de soles pobladas de paracaídas
de incendios voluntarios de oriflamas de trigo rojo
batuca de los ojos podridos
batuca de los ojos de melaza
batuca de los ojos cortocircuito sorprendido de leche de vaca
batuca de los ojos azucarados de fiebre
batuca de la noche de sexo de berenjena señalado de mercurio
batuca de la noche a la noche de cigarro
batuca de mar doliente encostrado de islas
el Congo es un salto de sol levante al extremo de un hilo
un cubo de ciudades sangrantes
una espesura de cidronelas en la noche forzada
batuca
cuando el mundo sea una torre de silencio
donde seremos la presa y el buitre
todas las lluvias de loros
todas las dimisiones de chinchillas
batuca de trombas rotas de pájaros de aceite de chorlitos virulentos
batuca de la lluvia muerta finalmente hendida de orejas enrojecidas purulencia y vigilancia

habiendo violado hasta la transparencia el sexo angosto del crepúsculo
el gran negro de la mañana
hasta el fondo del mar de piedra estallada
espera los frutos de hambre de las ciudades anudadas
Serpiente de las serpientes el follaje de pubis mecidos en los largos
azares marinos
Gaviotas olas bayúes por la mirada ráfaga del paisaje
pacanas dos suaves ceñidoras herbosos brazaletes hartos
besos besos
frescura de río en el cuello de mujeres tambaleantes

batuca
cuando el mundo sea un vivero donde yo pescaré mis ojos en el
sedal de tus ojos
batuca cuando el mundo sea el látex largo de las calles de sueño
bebido
batuca
la caja de los clavos la caja de granizo corazón de sorpresa
corazón de cizalla
la caja de los clavos enjambres de mosquitos y vuelo de dientes
la caja de la lluvia tristemente corta las alambradas del trombón
y la paja de las semanas
la caja de la lluvia
la caja de los clavos
la caja de los cisnes
la caja de las hojas lentamente muertas
batuca
batuca de las manos
batuca de los senos en furia de bejucos y de selva virgen
batuca de los siete pecados decapitados
batuca del sexo de beso de pájaro de huída de pez
batuca de princesa negra con diadema de sol derretido
batuca de la princesa que atiza a mil guardianes
mil jardines olvidados debajo de la arena y del arco iris
batuca de la princesa de muslos de Congo
de Borneo
de Caracas
nieve negra de muslos de río que despliega sus sueños
de absurdo ventisquero bajo la mano del sol de medianoche
batuca
la princesa se ahoga en su sonrisa de agua ausente
batuca
en su sonrisa de acequia
batuca
en sus ojos de sol macerado de ciruelas
batuca
en su justicia magnética
batuca batuca
la princesa en el corazón virgen del verano en el dintel de las
campánulas
se ha retirado ahogada del corazón reventado de las tierras
reclusa algo oculta en el silencio de las olas
batuca de noche sin carozo
de noche sin labios
con la corbata del surtidor de mi galera sin nombre
de mi pájaro de bumerang
he lanzado mi ojo al oleaje a la guinea de la desesperación y de la
muerte
todo lo extraño se cuaja isla de Pascua, isla de Pascua
todo lo extraño interceptado por las caballerizas de la sombra
un riachuelo de agua fresca fluye en su mano sargazo de gritos fundidos
Y el navío desnudado cavó en el cerebro de las noches testarudas
mi exilio minarete-sed-de-las ramas
grito a la sal lunar del gran pez de lágrimas de piedra labrada
Las corrientes enrollaron espesuras de sables de plata
y cucharas de náuseas
y el viento agujereado de los dedos del SOL
esquiló el fuego de la axila de las islas de cabelleras de espuma
olvidados pulmones de los repiques y de las sedas
de los orgullosos tuyas susurrados sangre en los labios ardientes del
blizzard macho
batuca de tierras grávidas
batuca del mar amurallado
batuca del ukelele asesinado bajo las hierbas
cuando los dedos golpeaban la hora de minutos sin fibras
batuca de Burgos jorobados de pies podridos de muertos deletreados
en la desesperación sin precio del recuerdo
Punta-baja, Diamante, Tartana y Carabela
sekeles de oro, garlopas de flotaciones atacadas por gavillas y añublos
cerebros tristes donde se arrastran orgasmos
armadillos humeantes
Oh los crúmenos que divierten a mi timón
el sol ha saltado de las grandes bolsas marsupiales del mar sin
tragaluz en plena álgebra de falsos caballos y de raíles sin tranvía;
batuca, los ríos son grietas en el yelmo desatado de los barrancos
las cañas naufragan en los balanceos de la tierra llena de jorobas de
camella las ensenadas derriban luces irresponsables las vejigas sin reflujo
de las piedras
¡Sol, a las gargantas!
Negro rugidor, negro carnicero, negro corsario batuca desplegado de
especias y de moscas
Dormida manada de yeguas bajo la espesura de bambúes
sangra, sangra manada de carambas
Asesino te absuelvo en nombre de la violación
te absuelvo en nombre del Espíritu Santo
Te absuelvo de mis manos de salamandra
El día pasará como una ola con las ciudades en bandolera en su
alforja de conchas hinchadas de pólvora
Sol, roja serpentaria acodada en mis angustias
de pantano con dolores de parto
el río de culebras que yo llamo mis venas
El río de almenas que yo llamo mi sangre
el río de azagayas que los hombres llaman mi rostro
el río a pie alrededor del mundo
golpeará la roca artesiana con cien estrellas de monzón

Libertad mi único pirata, agua del año nueve mi única sed
amor mi único sampán
deslizaremos nuestros dedos de risa y de calabaza
entre los dientes helados de la Bella Durmiente del Bosque.

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , , , , , ,
5 Respuestas a “Un toque de color a la poesía en francés”
  1. Jorege M (2 comments) dice:

    Gracias por presentarnos poetas interesantes. Su blog es una revista de literatura magnífica. Cada semana lo leo desde Terrassa. Jorge Martinez

  2. Es una delicia entrar en tu blog y descubrir cada día autores, para mi, nuevos, tus selecciones son magnificas, este blog junto al de Lauren, son de visita obligada diaria.

    Un abrazo.

  3. Gracias Triana, también para mí tu blog es una visita obligada, me encanta.
    Un gran beso

  4. Querido Antonio, en mi blog te he dejado un presente. Saludos.

  5. Enhorabuena por estos trabajos realizados todavia quedan genios que aunque esten un poco en la sombra tiene luz propia

Deja una Respuesta

*

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.