Posts Tagged “Autores franceses”

Delf√≠n Beccar y Alejandro Gelaz, dos j√≥venes partidarios de las iniciativas propias y la buena literatura, est√°n ganando cada vez m√°s adeptos entre los asiduos a la Red con una original ocurrencia: crearon un blog, Minificciones, en el que d√≠a a d√≠a van dando cuenta de las mejores muestras del g√©nero corto en la literatura universal. Desde su propio trabajo hasta el celeb√©rrimo “Cuando despert√≥ el dinosaurio todav√≠a estaba all√≠” de Monterroso, reputado como el relato m√°s breve de la lengua castellana. Cuatro palabras m√°s conciso, aunque no por eso m√°s bello, del que a continuaci√≥n rese√Īaremos de Borges. Junto a ese rel√°mpago Borgiano tenemos microtextos de Bioy, Huidobro, Cocteau, otro de Monterroso, uno muy famoso de Chuang-Tzu y, para terminar, una peque√Īa joya de mi paisano Arreola.

Cada cuento viene acompa√Īado de una bella ilustraci√≥n alusiva al tema o al autor. Al permitirnos el uso de las Minificciones, Delf√≠n y Alejandro tuvieron la amabilidad de enviarnos las im√°genes correspondientes con lo que los lectores de Los Convidados tendr√°n una idea m√°s cabal de su trabajo. Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Comments 6 Comentarios »

Cuando se habla de Claude Couffon (Caen, Francia, 1926) se habla de la larga y fecunda correspondencia de la lengua francesa con una buena parte de lo mejor que ha producido la literatura en Espa√Īa y Am√©rica Latina.
Claude Couffon comenz√≥ su carrera de hispanista siendo a√ļn muy joven, desde mediados de los a√Īos cuarenta, divulgando en peri√≥dicos y revistas de su pa√≠s la obra de algunos de los m√°s grandes poetas de la lengua espa√Īola: Federico Garc√≠a Lorca, Miguel Hern√°ndez, Juan Ram√≥n Jim√©nez, C√©sar Vallejo, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Rafael Alberti y Nicol√°s Guill√©n, por mencionar s√≥lo a unos cuantos de los m√°s grandes. Con varios de ellos establecer√≠a despu√©s una profunda amistad, lo mismo que con narradores de la talla de Julio Cort√°zar con quien sostuvo, adem√°s, una fugaz y simp√°tica rivalidad amorosa. Primer traductor de Gabriel Garc√≠a M√°rquez al franc√©s, ha colaborado tambi√©n con Juan Carlos Onetti, Camilo Jos√© Cela, Miguel √Āngel Asturias y Mario Vargas Llosa con quien le he escuchado compartir recuerdos con la complicidad de viejos camaradas.
Entre sus √ļltimas novelas traducidas al franc√©s est√°n Los Convidados del Volc√°n, en 1997, y El Cielo a Dentelladas, en 2001, ambas del autor de este blog. Que un hispanista de su talla se ofreciera a trabajar en ese par de obras m√≠as es, y ha sido siempre, para m√≠ motivo de asombro, orgullo y gratitud.
Entre sus numerosas distinciones se cuentan el Gran Premio de Traducci√≥n Halp√©rine-Kaminski, el Gran Premio Nacional de Traducci√≥n del Ministerio de la Cultura, el Premio de Artes y Letras y el nombramiento de Caballero de la Legi√≥n de Honor. El premio a la traducci√≥n que todos los a√Īos concede El Sal√≥n del Libro Iberoamericano de Gij√≥n que convoca Lu√≠s Sep√ļlveda se llama, en su honor, Premio Claude Couffon.
Un hombre tan ligado a las letras no pod√≠a m√°s que escribir √©l mismo. Sus trabajos de poeta, sin embargo, han quedado oscurecidos por su colosal labor de traductor. Una gran injusticia que repararemos esta semana, al menos en una m√≠nima parte, reproduciendo algunos de sus propios poemas. Las versiones al espa√Īol son de Lina Zer√≥n a quien agradecemos la gentileza de facilitarlas para este blog.

LA CONFESI√ďN

Puedo a√ļn escribir
y, con la mano temblorosa
deshojando sílabas,
mofarme de la muerte
¬ŅPero de qu√© me sirve?
¬Ņde cara a qui√©n?
¬ŅPara qu√© hablar,
incluso en voz baja,
de la soledad?

ELLA

Como todos, claro que pienso en ella,
sin angustia puesto que sé
por haberla frecuentado a menudo
que ella es sólo un símbolo.

Es triste, cierto, pero tranquilizador
ya que todos terminaremos ahí,
grandes o peque√Īos, nutrientes
de unas briznas de hierba en el cementerio.

Visto que los poetas
la han celebrado tanto, renunciemos.
Entremos en la muerte y dejemos
que el silencio nos sonría, burlón, en la tumba.

VIAJES II

Llegué a la edad en la que se viaja dentro de un cuarto
en aviones que piloteamos solitarios
hacia islas imaginarias
de continentes cercanos al cielo
o al infierno
pero poco importa:
se asemejan en su salvaje libertad.
Emparejarse aqu√≠ es so√Īar
con todos esos cuerpos que fueron nuestros
y que el tiempo no puede envejecer
¬°Ah, los viajes sin regreso
en los que me hundo cada noche!

BALANCE III

Vivir es una crueldad si sabemos
que todo lo que fue ya no ser√°
o es tan sólo un destello
del azar o de la suerte escasa.
Ya no poder ser el hombre
aquel seductor seguro de sí
que volvía reales los excesos
de los m√°s ardientes fantasmas.
Ahora andrajo que a veces
concretiza el sue√Īo loco
de ser todavía ya sin nada
la imagen de un duende estéril
de una vida que fue larga y breve.

NOMBRE

Me hubiera gustado ser otro.
No aquél a quien se conoce
e incluso a veces se reconoce.

Ser Bosquet o Sabatier.
Alberti o Neruda.
Louis Aragon o Paul Eluard.
O bien
tantos otros que ríen en sus barbas…

Pero yo sólo quiero ser
‚ÄĒdisculpen si me ufano‚ÄĒ
aquél que todos llaman Couffon.

DE PASO

¬ŅS√≥lo somos materia que se transmite
consciente
o inconscientemente?
La edad lo afirma
o lo rechaza
si se trata de juventud
o de extinción
pero de qué nos sirve plantearnos tantas preguntas
si vivir es la maravilla de un tiempo
a lo m√°s pasajero.

Nos gustaría terminar con una reflexión del propio Couffon después de traducir Confieso que he vivido, las memorias de Pablo Neruda:
‚Äú¬ŅPor qu√© todos, en cierta medida, mentimos al contar nuestras vidas? Cierto: nos toc√≥ una vida privilegiada, ¬Ņy qu√©? Aunque hayamos tenido esa vida llena de experiencias, √©sta no lleg√≥ a ser nunca la que habr√≠amos querido. Por eso le agregamos un poco de pimienta y ese poco la convierte de veras en literatura. Todos sabemos que la literatura no existe, que es pura ficci√≥n. Un sue√Īo de absoluto y de imposible.‚ÄĚ

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments No Hay Comentarios »