Posts Tagged “Antonio Cisneros”

Este jueves 16 de octubre Los Convidados cumplen un a√Īo de su presencia en la red. Esto nos induce a una peque√Īa celebraci√≥n. Adem√°s de la obligada botella de Burdeos (en este momento me encuentro de viaje en una gira por Francia, estoy escribiendo estas l√≠neas sobre el traqueteo de un TGV) que me beber√© esta noche a la salud de todos ustedes, se me ocurre que la mejor manera de festejarlo es hacer una entrada (o dos, o tres, seg√ļn lo que encuentre m√°s adelante) con los poemas que m√°s he disfrutado transcribir durante estos primeros doce meses de vida. Vamos a ver… Los primeros versos del blog correspondieron, no pod√≠a ser de otro modo, a la pluma de Lauren Mendinueta. Aqu√≠ est√° el que he elegido de aquella entrada:

 

De Lauren Mendinueta, octubre 25/07

LA FELICIDAD
La felicidad, como tantas otras cosas,
depende de los reflujos de la mente.
Pero ese vaivén de la memoria lo gobierna el azar,
y por fatalidad he vivido dando rodeos
acerc√°ndome quiz√°s, sin alcanzar lo memorable,
una y otra vez cayendo en lo peor de lo vivido.
¬ŅAcaso la felicidad est√° en lo m√°s pr√≥ximo,
en lo que no es memoria sino llana realidad?
LauMendinueta.jpg picture by antoniosarabiaSi es así no hay esperanza
pues para llegar a lo m√°s cercano
hay que transitar por el camino m√°s largo,
que dicho sea de paso, es el más difícil.
La felicidad, como un legítimo tesoro,
espera en el fondo
de lo ríos más caudalosos de la memoria.
Sólo en esos acuosos mantos existe con pureza.
Aunque en tierras cotidianas contemos con réplicas exactas
dispuestas en vitrinas a precios caprichosos.
Si alguno codicia las auténticas joyas
tiene que sumergirse en innumerables aguas,
sortear atroces peligros, arriesgarse.
Pero que entienda de antemano
que los tesoros verdaderos no son hallazgos de la voluntad.
Yo prefiero abandonarme al azar,
tal vez un día aparezca ahogada en buenas aguas.

Lauren Mendinueta (Barranquilla, Colombia, 1977)

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , ,

Comments 7 Comentarios »

Un buen editor es la mancuerna indispensable del autor para ganar lectores. √Čsto, que hace unos a√Īos pod√≠a parecer una verdad de Perogrullo, hoy no lo es. Los buenos editores est√°n desapareciendo en un mundo regido por los intereses del mercado y son uno a uno sustituidos en las grandes editoriales por ejecutivos de ventas que manejan los libros como si fueran jabones mientras sue√Īan con encontrar a su propio Dan Brown o J.K. Rowlling, y que Dios y J.K. Rowlling me perdonen por poner a los dos primeros en la misma cacerola.
En una de mis recientes visitas a la Agencia Literaria de Carmen Balcells, una de sus asistentes me dec√≠a que si en esta √©poca les hubiera llegado el manuscrito de Cien A√Īos de Soledad no les ser√≠a f√°cil venderlo.
Tambi√©n se est√°n acabando los libreros que conoc√≠an su oficio, amaban la lectura y eran capaces de recomendar libros a sus clientes. Hace un par de meses, a mi paso por Madrid, intent√© comprar las aventuras de Sherlock Holmes en una aparentemente bien provista librer√≠a del Corte Ingl√©s para obsequi√°rselas al hijo de una buena amiga. El empleado que me atendi√≥ no s√≥lo no ten√≠a la menor idea de qui√©n fue Sir Arthur Conan Doyle sino que tampoco hab√≠a o√≠do hablar de Sherlock Holmes. Hubo que deletrearle pacientemente el nombre para que lo buscara en su computadora y, a√ļn as√≠, fue incapaz de dar con el libro.
Pero volviendo a los editores de anta√Īo, √©stos se distingu√≠an por su inter√©s por educar a los lectores. Los nutr√≠an con inteligencia para despertarles apetitos mayores. Les ense√Īaban a leer, en verdad a leer. Esta labor que deber√≠an continuar, por su propio beneficio, las grandes editoriales, se circunscribe ahora a las m√°s peque√Īas. Sus propietarios, que cuando ganan, ganan poco y, cuando pierden, pierden mucho, contin√ļan sin embargo picando piedra para forjarse un verdadero p√ļblico.
Ese es el caso de Daniel Pupko, en M√©xico, y su editorial Salida de Emergencia, y el de C√©sar Sanz en Valladolid, con Dif√°cil. √Čsta √ļltima acaba de publicar una bella e inteligente “antolog√≠a de la poes√≠a latinoamericana al siglo XXI” titulada Una Gravedad Alegre. La selecci√≥n es del tambi√©n poeta y doctor en literatura latinoamericana por la Universidad de Pittsburg, Armando Romero (Cali, Colombia, 1944). Su trabajo, un excelente panorama de lo que hoy sucede en nuestros pa√≠ses, reune a casi sesenta poetas nacidos a partir de 1940. A Colombia le corresponde el honor de presentar al m√°s veterano, Jotamario Arbel√°ez (1940), y a la m√°s joven, Lauren Mendinueta (1977).
Estas son unas cuantas muestras de los participantes y de sus obras. Felicidades a C√©sar y que contin√ļe as√≠. Hacen falta m√°s editores como √©l.

Elsa Cross (México D.F., México, 1946). Premio Nacional de Poesía Aguascalientes (1989) y Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines (1992).

Las piedras

4
El sol restalla en los m√°rmoles desnudo.
Las inscripciones
ocultan y alumbran sus mensajes:
letras como pórticos,
triglifos,
propileos vibrantes
y allí donde chocan los nombres con las cosas
se abren vetas en el m√°rmol
como entradas a otros sue√Īos.

Se desmoronan los templos de palabras,
el sentido se vuelve
un trazo incongruente
partícula que casa con el polvo.

Oscuridad completa bajo el sol.
Ignorancia completa.

No hay marcas de la vía.
El dios abre y cierra los destinos
igual que el viento azota los postigos
hasta romperlos.

Los pasos se repiten.
y las preguntas ciegas,
el balbuceo,
el tumbo,
el azoro de p√°jaro
en espera de algo.

Caen palabras
como monedas:
fulgura su reflejo en estas piedras
que existían aquí,
antes de nosotros,
y seguirán después
como los dioses.

Corte traversa del sentido.
se mira el or√°culo sin comprender.

Todo comienza donde se cierran los ojos.

Antonio Cisneros (Lima, Per√ļ, 1942). Premio Casa de Las Am√©ricas 1968.

AntonioCisneros-1.jpg picture by antoniosarabiaImitación de Horacio

a)
Si quieres un amor (m√°s o menos) eterno, no descuides
detalle ninguno.
Af√°nate porque tenga la claridad y el peso de lo escrito.
Algo que puedas reclamar.
Estipula los plazos. No te fíes de una sonrisa amable y sin
motivo,
ni de un deseo mayor que lo previsto en las horas del amor.
No brindes la confianza, ni la tomes. Ama y sospecha del
latido del día,
del suspiro de la noche donde todo est√° escrito. Igual que
en el papel.

b)
Si optas en cambio, por un amor ligero (olor de hierba
Que cambia con la brisa)
sumérgete en el caos de amar y ser amado.
Y siente que cada media hora es (a su modo) una consistente
Eternidad.

Lauren Mendinueta (Barranquilla, Colombia, 1977) En su pa√≠s ha ganado el Premio Internacional de Poes√≠a de Medell√≠n, 2000, el Premio Nacional de Poes√≠a Universidad Metropolitana, 2000. En Espa√Īa el Premio Mart√≠n Garc√≠a Ramos 2007. Su nuevo poemario, La Vocaci√≥n Suspendida, ser√° publicado en breve por otra de esas editoriales de las que estamos hablando: Point de Lunettes.

Poética

La que sin ser yo
No es otra
La de tirantes dedos para acariciar
El espino
Escribe
Pocos a√Īos Pocas horas
No menos de mil
No m√°s de mil
Recoge
La herida de la tierra amarga
Para protegerse
De la orgullosa espesura
Sostenida por siete p√°jaros azules
Su soledad
No derrama p√°jaros
√Ārboles con amplias miradas
Antigua huella de adioses
Guardaron para ella la se√Īal
Y las flores
Grandes triunfadoras
Le cortaron el suspiro inocente
Joven a√ļn
No la conozco
Ella y yo
Dos manos de trazo libre
Para esquivar la espera
Dos pies en forma de pies
Para marchar al combate
Dos ojos
Que siempre miran recuerdos
Diosa y mujer
nosotras

Gonzalo Millán (Santiago de Chile, 1947-2006) Además de la poesía cultivó la creación artística en los campos de la poesía visual y las artes plásticas.

Noche

Atardece como un amanecer
A la inversa
Retrocediendo hacia la noche.

Y cuando la noche cae,
Nadie sabe
Si abre o cierra los ojos,
Si se desnuda o se viste,
Si se levanta o se acuesta.

Nadie sabe si llega o sale,
Si abre o cierra la puerta,
Si √©stos son los sue√Īos de ayer
O las pesadillas del ma√Īana.

Coral Bracho (México D.F., México 1951). Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, 1982, y Javier Villaurrutia, 2003.

Una piedra en el agua de la cordura

Una piedra en el agua de la cordura
abisma las coordenadas que nos sostienen
entre perfectos círculos

Al fondo
Pende en la sombra el hilo de la cordura
entre este punto
y aquel
entre este punto
y aquel

y si uno
se columpia
sobre sus rombos,
ver√° el espacio multiplicarse
bajo los breves arcos de la cordura, ver√° sus gestos
recortados e iguales
si luego baja
y se sienta
y se ve meciéndose.

Fabio Mor√°bito. Aunque naci√≥ en Alejandr√≠a, Egipto, (1955) y pas√≥ su infancia en Italia, se ha hecho poeta en M√©xico donde reside desde los quince a√Īos. Gan√≥ el Premio Nacional de Poes√≠a Aguascalientes en 1992, y el Antonin Artaud en 2006 con un libro de cuentos, Grieta de Fatiga.

Hay una bestia

Hay una bestia adentro que me seca,
se mueve por arterias,
no por venas,
pero soy incapaz de dibujarla,
sólo la intuyo.
Un verso bastaría para matarla
pero es astuta
se mueve en lo profundo.
Me abro las venas
para que caiga, para que se disperse
y me conozca
pero ella ayuna
y a veces creo que se ha ido
y me ha dejado libre.
Y sin embargo sigue ahí
como una raspadura inocua,
como quien hace un t√ļnel,
y puedo oírla en mis mejores versos.
Ella también está cautiva,
está en mi círculo vicioso.
¬ŅEn qu√© momento se desbordar√°
para ocuparme,
para integrarme m√°s a lo que soy,
para volverme idéntico a mí mismo
y encarcelarme en todo lo que he escrito
hasta dejarme mudo?

Marco Antonio Campos (M√©xico D.F., M√©xico, 1946) Ha ganado en M√©xico los premios Javier Villaurrutia, 1992, y Netzahualc√≥yotl, 2005. En Espa√Īa el premio Casa de Am√©rica (2005).

Los poetas modernos

¬ŅY qu√© qued√≥ de las experimentaciones
del ‚Äúgran estreno de la modernidad‚ÄĚ,
del ‚Äúenfrentamiento con la p√°gina en blanco‚ÄĚ,
de la rítmica pirueta y
del contr√°ngulo de la palabra,
de ultraístas y pájaros concretos,
de surrealizantes con sue√Īos de
n√°ufragos en vez de tierra firme,
cu√°ntos versos te revelaron un mundo,
cuántos versos quedaron en tu corazón,
dime, cuántos versos quedaron en tu corazón?

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Comments 6 Comentarios »