Posts Tagged “Ajedrez”

NOCHE 655

Schehrezada dijo:
“…¬†Cuando hubo franqueado el √ļltimo arco, lleg√≥ al final de la avenida; y ante √©l, al pie de los pelda√Īos de m√°rmol lavado que conduc√≠an a la morada, vi√≥ a una joven que deb√≠a tener m√°s de catorce a√Īos de edad, pero que indudablemente no hab√≠a cumplido los quince a√Īos. Y estaba tendida en una alfombra de terciopelo y apoyada en cojines. Y la rodeaban y estaban a sus √≥rdenes otras cuatro j√≥venes. Y era hermosa y blanca como la luna, con cejas puras y tan delicadas cual un arco formado con almizcle precioso, con ojos grandes y negros cargados de exterminios y asesinatos, con una boca de coral tan peque√Īa como una nuez moscada y con un ment√≥n que dec√≠a perfectamente: “¬°Heme aqu√≠!” Y sin disputa habr√≠a abrasado de amor con tantos encantos a los corazones m√°s fr√≠os y m√°s endurecidos.
chess2MyUN.jpg picture by antoniosarabiaAs√≠ es que el hermoso An√≠s se adelant√≥ hacia la bella joven, se inclin√≥ hasta el suelo, se llev√≥ la mano al coraz√≥n, a los labios y a la frente, y dijo: “La zalema contigo, ¬°oh soberana de las puras!” Pero ella le contest√≥: “¬ŅC√≥mo te atreviste ¬°oh joven impertinente! a entrar en paraje prohibido y que no te pertenece?” El contest√≥: “¬°Oh mi se√Īora! ¬°la culpa no es m√≠a, sino tuya y de este jard√≠n! ¬°Por la puerta entreabierta he visto este jard√≠n con sus parterres de flores, sus jazmines, sus mirtos y sus violetas, y he visto que todo el jard√≠n con sus parterres y sus flores se inclinaba ante la luna de belleza que se sentaba aqu√≠ mismo donde te hallas t√ļ! ¬°Y mi alma no pudo resistir al deseo que la impulsaba a venir a inclinarse y rendir homenaje con las flores y los p√°jaros!”
La joven se ech√≥ a re√≠r, y le dijo: “¬ŅC√≥mo te llamas?” Dijo √©l: “Tu esclavo An√≠s, ¬°oh mi se√Īora!” Dijo ella: “¬°Me gustas infinitamente, ya An√≠s! ¬°Ven a sentarte a mi lado!”
Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , ,

Comments 3 Comentarios »

chess1.jpg picture by antoniosarabiaEl ajedrez ha sido una de las aficiones de mi vida. Un pasatiempo que por suerte comparto con algunos buenos amigos. Mempo Giardinelli, por ejemplo, a falta de un cuarteto para el domin√≥, no desde√Īa cambiar fichas por trebejos y retarme a una partida.¬†Durante los a√Īos en que coincid√≠ en Par√≠s con el colombiano Santiago Gamboa, √≠bamos por las noches al¬†acogedor bar del hotel Ritz, el¬†Hemingway, donde entonces hab√≠a instalada una mesita de ajedrez para entretener a los parroquianos. Ah√≠ jugamos multitud de partidas mientras yo paladeaba unos whiskies y √©l cierta bebida ex√≥tica, de la que he olvidado el nombre, con la que nuestro cantinero hab√≠a ganado un certamen internacional en Shanghai. No voy a decir el resultado de nuestros encuentros para no avergonzar a Gamboa, pero cada nueva noche, mientras acomod√°bamos las piezas para la primera partida, Santiago, con oportuna mala memoria, repet√≠a una frase que se ha hecho c√©lebre entre los dos: “¬Ņc√≥mo quedamos la √ļltima vez… dos a uno, verdad?”.

Otros muchos autores, desde Omar Khayam a Borges y de T.S. Eliot a Nabokov o Arreola, han sentido la misma pasi√≥n por el ajedrez. El autor de Lolita, quien elevaba el juego al rango de poes√≠a, hasta se entreten√≠a componiendo mates en dos o tres movimientos. La semana pasada, leyendo a Pessoa o, mejor dicho, a su eter√≥nimo Ricardo Reis, me encontr√© con un hermoso poema relativo al juego y me distraje traduci√©ndolo. Por cierto, tuve un problema que tal vez alg√ļn lector portugu√©s me ayude a dislucidar. Fue en el verso que dice E o de marfim pe√£o mais avan√ßado / pronto a comprar a torre, ¬ŅQu√© significa en portugu√©s, en t√©rminos ajedrec√≠sticos comprar a torre? Yo tuve la opci√≥n de traducir listo a tomar la torre, pero pens√©, mala intuci√≥n tal vez, que como era el pe√≥n m√°s avanzado estaba a punto de llegar a la √ļltima hilera y convertirse en torre. Cualquier aclaraci√≥n al respecto ser√° m√°s que bienvenida. Se me ocurre publicar la traducci√≥n ahora junto con un poco conocido texto de Arreola, a quien se le pod√≠a considerar un verdadero fan√°tico del juego-ciencia, y los dos poemas inolvidables de Borges que se refieren al juego. Se admiten aportaciones y sugerencias para ampliar la p√°gina. Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments 1 Comentario »