Esta semana quer√≠a dedicar el blog a una poeta griega, Lena Papp√°, de la cual poseo apenas un librillo, Palabras de Vidrio, publicado por la editorial Los Vientos, en 1984. En √©l hay algunos poemas que habr√≠a querido compartir con los lectores este fin de a√Īo. Por desgracia, por m√°s que he revuelto bibliotecas y librer√≠as, incluyendo los acostumbrados canales de Internet en los pocos idiomas que domino, aparte de que naci√≥ en Atenas no he podido averiguar nada m√°s sobre ella, ni siquiera la fecha de su nacimiento. Contin√ļo mis pesquisas y les prometo muestras de su extraordinario quehacer literario para la semana que viene. Si alguno de ustedes, lectores de este blog, -tal vez t√ļ, Luis Gonz√°lez de Alba, tan enamorado de Grecia y su cultura- tiene alg√ļn material o informaci√≥n que proporcionarme se le agradecer√≠a infinito.
Para sustituirla, mal, yo lo sé, pero el tiempo apremia y esta entrada lleva ya un día de retraso, les ofrezco algunos poemas míos, ojalá los disfruten.
Comienzo con uno inédito, garabateado sobre una servilleta del bar del hotel Frankfurterhoff allá por el 93 o el 94, que Carmen Balcells se llevó como recuerdo a Barcelona.

Nostalgia de Góngora en la Feria del Libro

Que animen damas hermosas
el vaivén de tales cosas
bien puede ser

Más que así levanten olas
y que luego duerman solas
no puede ser

Que se aleguen mil razones
para nuevas ediciones
bien puede ser

M√°s que acierte tanta ciencia
sin cierta concupiscencia
no puede ser

Peque√Īo poema (n)e(u)r√≥tico

El ratón que nos comió la lengua
cuando ni√Īos
(¬Ņrecuerdas?)
persigue a√ļn esa palabra
que se escabulle.

Silencio,
entre t√ļ y yo s√≥lo silencio,
y el novicio rozar
de los labios y los cuerpos.
La palma de mi mano
toqueteando el vacío
sobre tu p√ļber vello el√©ctrico.
Y tu boca crisp√°ndose torpemente
en mi boca,
amordazando promesas que nos prohibía
la infancia,
mientras el sinverg√ľenza rat√≥n
rondaba su agujero
en busca de esa palabra
que se escabulle.

Descuido

Se me extravió tu nombre en el recuerdo.
He perdido tu nombre
en ese sitio ambiguo en donde quedan
a√ļn tantas cosas tuyas.
Ahí está tu sonrisa, por ejemplo,
-¬Ņera esa tu sonrisa?-, y tus ojos cansados
de mis intemperancias,
y la esquiva tibieza de tu carne,
y tu silueta desnuda recortada
contra la tenue cortina de donde provenía
la incierta luz del alba.
T√ļ fumabas junto a la ventana,
recuerdo tus pechos desafiantes,
sus altivos pezones expuestos a mis ansias,
tu perfil pensativo que exploraba
por entre los trasl√ļcidos pliegues de la gasa
el difuso contorno de los √°rboles
en la indecisa madrugada.
Recuerdo también que te volviste
y el timbre de tu voz y tu mirada
al decirme que ya no era posible
continuar con lo nuestro, que deseabas
ser libre como antes y seguir con tu vida
lejos de nuestras incongruencias cotidianas.
Ser libre, me dijiste pero, mira,
te me quedaste presa en el recuerdo,
aunque he olvidado tu nombre.

Ruinas

La luna cae
por la abertura de la chimenea
cual redonda moneda
dentro de una alcancía.
Se ilumina la casa
Pero no hay ya quien vea
el esplendor del astro
en la pieza vacía.

Brote

Algo germina en mí,
algo me crece
en el oscuro √°mbito
del cuerpo,
algo como una sombra
densa y dulce
en mi interior asciende
a mi cerebro.
¬ŅSer√° tal vez un yo
que a√ļn no conozco
caminando hacia mí
desde mi centro
como una mansa bestia silenciosa?
¬ŅO es una mariposa azul
que hizo capullo
entre el alto andamiaje
de mis huesos
y anhela deshacerse
de su c√°rcel
y volar como vuela
el pensamiento…?

Alima√Īa

Aquello que se me quedó en el inconsciente,
alacr√°n arrancado de su nido,
lo que quiero y no puedo recordar,
todo lo vivido y olvidado,
viene hacia mí desde la infancia,
avanza con la cola levantada.

¬ŅCu√°ndo llegar√° por fin a m√≠?
¬ŅCu√°ndo tocar√°,
con su aguijón en llamas,
mi frente?

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,
5 Respuestas a “Poemas para despedir el a√Īo”
  1. Javier Munguía (3 comments) dice:

    Hola, Antonio. Qu√© gusto encontrar el blog de un escritor que uno admira. He le√≠do tres de tus novelas (Amarilis, Los convidados del volc√°n y El cielo a dentelladas)y las tres me parecen muy buenas, entra√Īables, as√≠ como algunos de los cuentos contenidos en Acu√©rdate de mis ojos. C√≥mo no acordarme de Joyita, de Cristobalito, del Lope de Vega que recreas e inventas. Realmente sumerges a tus lectores en las √©pocas en que ambientas tus novelas. Me pregunto si est√°s trabajando en una nueva novela. Te dejo saludos y felicitaciones por tu descollante obra narrativa.

  2. El autor (20 comments) dice:

    Gracias por tus palabras, Javier. Hace unas semanas se public√≥ en Espa√Īa mi m√°s reciente novela, Troya al Atardecer, de la que puedes leer un cap√≠tulo en el blog Inventario, de Lauren Mendinueta. En la primavera de este a√Īo aparecer√° otro libro m√≠o, o al menos en parte m√≠o, escrito en colaboraci√≥n con Jos√© Manuel Fajardo y Jos√© Ovejero. Y, por √ļltimo, estoy trabajando ya en una nueva novela ambientada en M√©xico al igual que Los Convidados del Volc√°n. Gracias de nuevo y feliz a√Īo.

  3. Javier Munguía (3 comments) dice:

    Hola otra vez, Antonio. Encontr√© el blog que mencionas, con gusto leer√© el fragmento de tu novela que aparece en √©l. ¬ŅNo tienes noticia de cu√°ndo aparece en M√©xico?
    Una pregunta m√°s: ¬Ņse ha reeditado en M√©xico tu novela Los avatares del piojo?
    Seguiré tu blog con especial atención. Un abrazo y hasta pronto.

    PD. Una curiosidad: ¬Ņcon cu√°l de las novelas de Vargas Llosa te quedas?

  4. El autor (20 comments) dice:

    Troya al Atardecer deber√° aparecer en M√©xico este a√Īo, aunque desconozco exactamente en qu√© mes. Todas las novelas de Mario, y cuando digo todas quiero decir todas, me parecen excelentes aunque yo tengo una especial debilidad por La Casa Verde y Conversaci√≥n en la Catedral.
    Los Avatares del Piojo sólo ha sido publicada por la Editorial Norma, en Colombia. La edición llegó con cuentagotas a México. Tal vez está esperando una nueva oportunidad. De nuevo gracias por tus comentarios. Un abrazo

  5. si pueden manden men un poema ami correo
    por fabor
    me encanto ese poe

Deja una Respuesta

*

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.