Archivo de la Categoría “traductores”

Noela-Duarte.jpg picture by antoniosarabiaEl mi√©rcoles catorce de octubre estuve en Par√≠s invitado al festejo organizado por la editorial Moisson Rouge con motivo de la aparici√≥n en Francia de Primeras Noticias de Noela Duarte (Dernieres nouvelles de Noela Duarte, es el t√≠tulo en franc√©s), la novela que tuvimos la ocurrencia de escribir a seis manos Jos√© Ovejero, Jos√© Manuel Fajardo y este servidor. En la celebraci√≥n estuvieron, desde luego, tambi√©n presentes los otros dos autores. Jos√© Ovejero ten√≠a una doble raz√≥n para estar feliz: adem√°s de Noela en Francia, acaba de aparecer en Espa√Īa, con el sello de Alfaguara, su m√°s reciente novela, La Comedia Salvaje, una estramb√≥tica, alucinante y dram√°tica farsa ambientada en la guerra civil espa√Īola que pone de manifiesto, con un humor acre y absurdo, la tr√°gica realidad inherente a todas las guerras. No resist√≠ la tentaci√≥n de aprovechar el encuentro, y la vieja complicidad que nos une, para pedirle un cap√≠tulo del libro para Los Convidados. Este es el texto que me envi√≥, con personaje mexicano incluido. Muchas gracias, Jos√©, espero que los lectores lo disfruten tanto como yo.

. Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comments 8 Comentarios »

chess1.jpg picture by antoniosarabiaEl ajedrez ha sido una de las aficiones de mi vida. Un pasatiempo que por suerte comparto con algunos buenos amigos. Mempo Giardinelli, por ejemplo, a falta de un cuarteto para el domin√≥, no desde√Īa cambiar fichas por trebejos y retarme a una partida.¬†Durante los a√Īos en que coincid√≠ en Par√≠s con el colombiano Santiago Gamboa, √≠bamos por las noches al¬†acogedor bar del hotel Ritz, el¬†Hemingway, donde entonces hab√≠a instalada una mesita de ajedrez para entretener a los parroquianos. Ah√≠ jugamos multitud de partidas mientras yo paladeaba unos whiskies y √©l cierta bebida ex√≥tica, de la que he olvidado el nombre, con la que nuestro cantinero hab√≠a ganado un certamen internacional en Shanghai. No voy a decir el resultado de nuestros encuentros para no avergonzar a Gamboa, pero cada nueva noche, mientras acomod√°bamos las piezas para la primera partida, Santiago, con oportuna mala memoria, repet√≠a una frase que se ha hecho c√©lebre entre los dos: “¬Ņc√≥mo quedamos la √ļltima vez… dos a uno, verdad?”.

Otros muchos autores, desde Omar Khayam a Borges y de T.S. Eliot a Nabokov o Arreola, han sentido la misma pasi√≥n por el ajedrez. El autor de Lolita, quien elevaba el juego al rango de poes√≠a, hasta se entreten√≠a componiendo mates en dos o tres movimientos. La semana pasada, leyendo a Pessoa o, mejor dicho, a su eter√≥nimo Ricardo Reis, me encontr√© con un hermoso poema relativo al juego y me distraje traduci√©ndolo. Por cierto, tuve un problema que tal vez alg√ļn lector portugu√©s me ayude a dislucidar. Fue en el verso que dice E o de marfim pe√£o mais avan√ßado / pronto a comprar a torre, ¬ŅQu√© significa en portugu√©s, en t√©rminos ajedrec√≠sticos comprar a torre? Yo tuve la opci√≥n de traducir listo a tomar la torre, pero pens√©, mala intuci√≥n tal vez, que como era el pe√≥n m√°s avanzado estaba a punto de llegar a la √ļltima hilera y convertirse en torre. Cualquier aclaraci√≥n al respecto ser√° m√°s que bienvenida. Se me ocurre publicar la traducci√≥n ahora junto con un poco conocido texto de Arreola, a quien se le pod√≠a considerar un verdadero fan√°tico del juego-ciencia, y los dos poemas inolvidables de Borges que se refieren al juego. Se admiten aportaciones y sugerencias para ampliar la p√°gina. Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments 1 Comentario »

ONDJAKI6.jpg picture by antoniosarabiaAl Hay Festival de Cartagena de Indias, en Colombia, sigui√≥ con unos cuantos d√≠as de diferencia, el ya tradicional encuentro de Correntes d‚ÄôEscritas en P√≥voa de Varzim, Portugal. A √©l vinieron tambi√©n algunos amigos y colegas, como el fot√≥grafo Daniel Mordzinski o la novelista brasileira Adriana Lisboa, a quienes apenas una semana antes yo hab√≠a visto del otro lado del mar. La ocasi√≥n era especialmente importante porque los organizadores portugueses, al frente de quienes est√° Manuela Ribeiro, deseaban festejar ‚Äúa lo grande‚ÄĚ ese d√©cimo aniversario del evento. Para eso invitaron a todos los autores que, de un modo u otro, hab√≠an destacado en encuentros anteriores. As√≠ asistieron, a lo que luego la prensa titular√≠a ‚Äúel milagro de Correntes d‚ÄôEscritas‚ÄĚ, ciento veinte autores de catorce pa√≠ses distintos. Entre ellos no pod√≠a faltar Ondjaki (Luanda, Angola, 1977) quien, por su humor y simpat√≠a, ha sido el alma de numerosos coloquios anteriores.

LibroOndjaki.jpg picture by antoniosarabia

El joven autor angole√Īo presentaba, adem√°s, un libro nuevo, Materiales para construir una aplanadora de tristezas, que acaba de aparecer en las vitrinas de las librer√≠as portuguesas y que, por desgracia, a√ļn no ha sido traducido al idioma espa√Īol. Ese d√©cimo aniversario de Correntes d‚ÄôEscritas fue una buena ocasi√≥n para promocionarlo. A Ondjaki le llueven merecidamente premios y homenajes. Ya hablamos de ellos en un post anterior de este mismo blog (julio 28, 2008) y no los enumeraremos de nuevo. Pero si en aquella ocasi√≥n lo mostramos bajo su faceta de viajero incansable, ahora deseamos presentarlo bajo su verdadero rostro de poeta con unos versos que √©l mismo ha tenido la amabilidad de enviarnos para participar en Los Convidados. La traducci√≥n es de Ana Garcia Iglesias. Va para √©l un abrazo de agradecimiento hasta su nuevo domicilio en Sao Paulo, Brasil, donde descansa ahora de eventos y promociones al lado de su bella Renata. Gracias, Ondjaki, por tu amistad y colaboraci√≥n. Ojal√° nos veamos pronto.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , ,

Comments No Hay Comentarios »

Haddad_4763.jpg picture by antoniosarabiaDe vuelta del Hay Festival en Cartagena de Indias y del encuentro de Corrientes d’Escritas en P√≥voa de Varzim, siento a√ļn los pulmones invadidos por la salada brisa de los distintos mares que acabo de dejar. Mi regreso a Lisboa, la ciudad de las saudades, me llena precisamente de eso: saudades de los viejos conocidos que vi en esos dos coloquios, que deber√≠an llamarse no encuentros sino “rencuentros” literarios, y saudades tambi√©n de los nuevos amigos que hice en ellos y que ahora, espero, me durar√°n para siempre.

Entre √©stos √ļltimos, algunos de los cuales ya han tenido la generosidad de enviarme material para Los Convidados, est√° la bell√≠sima poeta libanesa Joumana Hadddad (Beirut, 1970) una de las estrellas en la noche de gala po√©tica del Hay Festival de Cartagena en la que tambi√©n leyeron poemas Carmen Y√°√Īez, William Ospina, Giovanni Quessep, Craig Arnold, Ram√≥n Cote y Juan Felipe Robledo.
_MG_4894.jpg picture by antoniosarabiaJoumana, quien en el 2006 obtuvo el premio √°rabe al peridismo gracias a la entrevista que hizo a Mario Vargas Llosa considera su vocaci√≥n literaria como “una gran historia de amor que, un d√≠a u otro, ten√≠a fatalmente que suceder”. Habla siete idiomas, ha vertido varios poetas √°rabes al italiano, franc√©s y espa√Īol. Su propia obra est√° traducida al franc√©s, italiano, portugu√©s, turco, polaco, griego, ingl√©s y espa√Īol. Colabora desde 1997 en la secci√≥n cultural del peri√≥dico liban√©s An Nahar, y es tambi√©n redactora en jefe de la revista literaria Jasad, que significa Cuerpo en √°rabe.
Las fotos son de Daniel Mordzinski, quien también estuvo presente en el Hay.

He dividido la colaboración de Joumana en dos partes. La primera consiste en fragmento seleccionados por mí de su poema El Retorno de Lilith, traducidos del francés por Héctor Fernando Vizcarra.

_MG_4786.jpg picture by antoniosarabiaTal vez sea necesario acotar que Lilith, la protagonista de este primer poema, fue seg√ļn una leyenda jud√≠a basada en el G√©nesis, la primera mujer sobre la tierra. Creada del polvo al mismo tiempo que Ad√°n era igualmente libre y fuerte y no quiso colocarse por debajo de √©l ni para hacer el amor. Prefiri√≥ fugarse del Para√≠so y luego se rehus√≥ a volver. Dios la transform√≥ entonces en demonio y cre√≥ a Eva de una costilla de Ad√°n para garantizar su obediencia.

La segunda parte, El espejo de Marina, es un extracto de Espejos del Fugaz, una colección de poemas dedicados a doce poetisas suicidas, traducido por José María Lopera. La selección es de la propia Joumana para Los Convidados. Muchas gracias, linda, hasta la próxima.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comments 4 Comentarios »

J.K. Rowling (Yate, Glocestershire, Inglaterra, 1965), la célebre creadora de Harry Potter es sin discusión alguna la escritora que más libros ha vendido en este planeta. Este logro es bastante meritorio porque, a diferencia de la gran mayoría de los autores que encabezan las listas de best sellers, ella lo ha logrado con un quehacer eminentemente literario.
Rowling8.jpg picture by antoniosarabiaHace unos meses, en junio del 2008, ofreció una conferencia en Harvard con motivo de la graduación de los alumnos de esa universidad. Dados los tiempos que vivimos sus palabras de ese día tienen una resonancia especial hoy, y por eso las reproducimos este fin de semana en Los Convidados.
Mi traducci√≥n no es ni literal ni exhaustiva. El discurso original en ingl√©s me fue enviado por mi hermano √ďscar desde Guadalajara, M√©xico, unos d√≠as despu√©s de pronunciado. Es bastante m√°s largo de lo que aqu√≠ escribo y est√°, desde luego, formulado en primera persona. El cambio a la tercera persona y el estilo libre indirecto me dan una mayor libertad para navegar y “comprimir” algo el texto con el objeto de hacer los conceptos m√°s fluidos y asequibles a los lectores de nuestra lengua en un espacio m√°s reducido. Sin embargo las palabras, aunque algunas est√©n tratadas por m√≠ con cierta inmunidad son todas suyas, como suyas son tambi√©n las ideas detr√°s de ellas y la inteligencia, el humor, la pasi√≥n y la exquisita sensibilidad que las hacen posibles.
Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Comments 6 Comentarios »

Este lunes 19 de enero celebramos los doscientos a√Īos del nacimiento de Edgar Allan Poe (Boston, Massachusetts, E.U.A 1809-1849). Su vida, extra√Īa y atormentada, es digna de los cuentos que le har√≠an famoso.

Poe4.jpg picture by antoniosarabiaCuando √©l llega¬†apenas¬†al¬†a√Īo de edad, su padre, William Henry Leonard Poe, abandona a su madre, la actriz Elizabeth Arnold Hopkins, lo que ocasiona la muerte de esta pocos meses despu√©s. El peque√Īo Edgar es recogido entonces por John Allan un rico negociante escoc√©s de Richmond, Virginia, y su esposa Frances Valentine quien no pod√≠a tener hijos. Durante unos pocos a√Īos, a partir de 1815, se instala con ellos en el Reino Unido. Asiste a cursos elementales en una escuela de Irvine, en Escocia, m√°s tarde en un internado de Chelsea y finalmente en Stoke Newington, al norte de Londres. De vuelta a Richmond en 1920, se enamora perdidamente, a los 14, de la madre de uno de sus compa√Īeros de escuela, Helen Stanard, que a la saz√≥n tiene 30 y que morir√° un a√Īo despu√©s. A los 16, Poe se compromete sentimentalmente con su vecina Sarah Elmira Royster y se inscribe para estudiar lenguas en la Universidad de Virginia, pero ser√° expulsado un a√Īo m√°s tarde a causa de su debilidad por la bebida y el juego. Logra sostenerse un tiempo con trabajos eventuales, de tendero a periodista, hasta que Sarah Elmira rompe su compromiso con √©l y se casa con Alexander Shelton. Poe se alista entonces en el ej√©rcito de los Estados Unidos bajo el nombre de Edgar A. Perry afirmando que tiene 22 a√Īos cuando en realidad cuenta apenas 18. Ese mismo a√Īo, 1827, inicia su carrera literaria con la publicaci√≥n de Tamerlane y otros poemas que firma con el simple seud√≥nimo de “un bostoniano”. Liberado del servicio dos a√Īos m√°s tarde con el grado de sargento mayor de artiller√≠a, Poe se anima a entrar en la academia militar de West Point pero no soporta ni un a√Īo en ella y se hace expulsar despu√©s de una corte marcial.

poe2.jpg picture by antoniosarabiaA la edad de 26 a√Īos Poe se casa con su prima Virginia Clemm que apenas tiene 13 y que morir√° doce a√Īos m√°s tarde a consecuencias de una tuberculosis. La enfermedad hace crisis mientras ella canta y toca el arpa para Poe y sus amigos. La velada se trunca cuando una nota aguda la enmudece de pronto provoc√°ndole una hemorragia de sangre que le mana por la boca. La muerte de su adorada “mujer-ni√Īa” lo hunde a√ļn m√°s en el alcoholismo. Mis enemigos atribuyen la locura a la bebida en vez de la bebida a la locura, dec√≠a.
En 1849 se reencuentra en Richmond con Sarah Elmira Royster, aquel gran amor de su juventud y se compromete de nuevo con ella. La boda se fija para el 17 de octubre. Se dice que Poe estaba entusiasmado y feliz pero no vuelve a saberse nada de él sino hasta el 3 de octubre en que aparece delirando en una calle de Baltimore, misteriosamente vestido con harapos que ni siquiera le pertenecen. Es llevado al Washington College Hospital donde fallece durante la madrugada del 7.

Las incomprensibles circunstancias de su muerte no hacen sino acrecentar la leyenda negra de este autor, uno de los grandes pioneros de la narrativa contemporánea. El relato corto no sería lo que es sin sus aportaciones. Los modernos géneros policiaco, gótico y de terror, se fundamentan en sus escritos. Toda la arquitectura de los relatos de Sherlock Holmes, por ejemplo, la mirada del comparsa que narra los casos en primera persona y el método deductivo que hizo famoso al inquilino de Baker street fueron copiados por sir Arthur Conan Doyle de los cuentos de Auguste Dupin, el detective de Poe.
Admirado sin ambig√ľedades por autores como Kafka, Dostoyevsky, Lovecraft, Maupassant, Bierce, Mann y Borges, Edgar Allan Poe goz√≥ de traductores de lujo: Charles Baudelaire al franc√©s y Julio Cort√°zar al castellano.
En 1845 Poe escribió El Cuervo lo que le valió un éxito instantáneo. De su método de trabajo y de cómo ideó las famosas estancias que lo componen nos habla él mismo más abajo.

La traducción a los fragmentos de El Cuervo es de Antonio Pérez Bonalde. Los grabados son de Gustavo Doré, especialmente realizados en 1853 para ilustrar el celebérrimo poema de Poe.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments 4 Comentarios »

Este mes se celebra un aniversario m√°s del natalicio de Emily Dickinson (Amherst, Massachusets, 1830-1886), la gran poeta norteamericana cuyos poemas nos asombran a√ļn hoy por su grado de experimentaci√≥n y su modernidad.
EmilyDickinson1.jpg picture by antoniosarabiaEn una carta dirigida a su amigo Thomas Wentworth Higginson, a quien hab√≠a enviado algunos versos para que se los criticara, Emily le participaba su percepci√≥n personal de la poes√≠a: si f√≠sicamente siento que me arrancan la cabeza, eso es poes√≠a. Esa es mi √ļnica manera de saberlo. ¬ŅHay otra?
Sin embargo, para Emily Dickinson el quehacer literario era inseparable de las demás actividades que colmaban su vida cotidiana. La vivía con la misma intensidad con la que se ocupaba del jardín, tejía o cocinaba. Vivir es tan sorprendente, escribió en 1871 al mismo Higginson, que deja poco espacio para otras ocupaciones.
Apenas una media docena de poemas aparecieron en vida de la autora, todos dados a conocer en forma anónima o sin su consentimiento, y sólo fueron publicados después de ser corregidos por los editores.
La suya es una metaf√≠sica dom√©stica y particular, nos dice Margarita Ardanaz en su introducci√≥n a las Cartas Po√©ticas e √ćntimas (1859-1886), y contin√ļa m√°s adelante:
EmilyDickinson3.jpg picture by antoniosarabiaSus poemas tienen una frescura especial porque ella emplea las palabras de cada d√≠a como nadie las hab√≠a empleado antes. Nos sit√ļa en el umbral mismo del canto y nos invita, mediante fragmentos inacabados, a completar la ruta hacia ninguna parte. Eso es la poes√≠a. La pura posibilidad. El poema es para ella lo que ya no es tanto como lo que todav√≠a no es. Es en ese espacio incierto que media entre lo todav√≠a no dicho y lo ya recordado donde se sit√ļa el poema. El poema es el presente eternizado.
Acaso sea en este grado de experimentaci√≥n l√©xica donde radique la modernidad de su obra. Un sentido de la experimentaci√≥n que no tiene mucho que ver con su √©poca. Por eso no es casual que prefiera el poema breve y el fragmento en prosa como medios de expresi√≥n. El nivel de concentraci√≥n concede a cada una de las palabras un valor objetual imprescindible. El discurso se concentra en torno a una serie de palabras motrices. Por eso su sintaxis se ve frecuentemente reducida al nombre, suprimiendo al m√≠nimo los elementos unitivos y reduciendo los verbos en un af√°n de supresi√≥n del tiempo. Esta t√©cnica favorece las posibilidades de la elipsis, que es la aut√©ntica protagonista de la ret√≥rica dickinsoniana. Lo no dicho, los espacios en blanco, la insinuaci√≥n, el lenguaje oblicuo y la ambig√ľedad tienen tanto valor en su discurso como los elementos expl√≠citos. Y es que el silencio es para Emily Dickinson tan subversivo como la palabra.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , ,

Comments 4 Comentarios »

Este mes, hace una semana, el 9 de septiembre, se cumplieron cien a√Īos del nacimiento de C√©sare Pavese (Santo Stefano Belbo, Cuneo, Italia, 1908-1950). Nacido en una familia de clase media baja proveniente del campo, Pavese, aun viviendo en Tur√≠n, nunca perdi√≥ el contacto con el medio rural.pavese1-1.jpg picture by antoniosarabia¬†T√≠mido, introvertido, su descubrimiento y su fascinaci√≥n por la literatura norteamericana marcaron para siempre su obra. Tradujo a Steinbeck, Dos Pasos, Hemingway y Faulkner, entre otros grandes autores estadounidenses junto al irland√©s James Joyce por quien profesaba tambi√©n una admiraci√≥n sin l√≠mites. Sus lecturas y estudios sobre el mito, los s√≠mbolos y los arquetipos se volvieron una influencia recurrente en su trabajo. En 1930 se licenci√≥ en letras por la universidad de Tur√≠n con una tesis sobre Walt Whitman. En 1935 fue detenido por sus ideas pol√≠ticas y desterrado al sur de Italia donde permaneci√≥ hasta su perd√≥n en 1936. Pas√≥ los √ļltimos a√Īos de la segunda guerra mundial viviendo con la familia de su hermana en Serralunga “como un recluso en las colinas”. En 1945 ingres√≥ en el partido comunista y en 1950, el 24 de junio, se le confiri√≥ el cotizado premio Strega por The Political Prisioner. El 27 de agosto de ese mismo a√Īo, v√≠ctima de una de sus habituales depresiones, C√©sare Pavese se quit√≥ la vida en el hotel Roma de Tur√≠n con una sobredosis de somn√≠feros. Le faltaban pocos d√≠as para cumplir cuarenta y dos a√Īos de edad. Algunos de sus trabajos m√°s notables fueron publicados p√≥stumamente.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comments 8 Comentarios »

Aim√© C√©saire (Basse Pointe, Martinique 1913-2008) lleg√≥ a Par√≠s en 1931 con una beca estudiantil para terminar su bachillerato en el liceo Louis le Grand. Cuando volvi√≥ a su pa√≠s natal ocho a√Īos despu√©s, en 1939, casado con una compatriota suya, Suzanne Roussi,AiimeCsaire2.jpg picture by antoniosarabia¬†y con el peque√Īo hijo de ambos, Aim√© hab√≠a dejado una profunda huella de su paso por la Ciudad Luz.¬†Ah√≠ hab√≠a conocido a Leopoldo Senghor y a Le√≥n Dam√°s con quienes fund√≥ la revista literaria L’Etudiant Noir y el c√©lebre movimiento po√©tico de la “negritud”. Estuvo tambi√©n muy cerca de los poetas surrealistas especialmente de Andr√© Bret√≥n, a quien le lig√≥ una estrecha amistad sobre todo durante el tiempo que √©ste √ļltimo pas√≥ en la Martinica a causa de la segunda guerra mundial. Bret√≥n, en la introducci√≥n a Cahier d’un retour au pays natal, calificar√≠a esta obra de C√©saire como “nada menos que el mayor monumento l√≠rico de nuestro tiempo”.

A continuación, en la excelente traducción de Agustí Bartra, unas muestras del quehacer literario de uno de los más grandes poetas nacidos en Las Antillas y, sin lugar a dudas, uno de los mayores exponentes de la poesía en lengua francesa del siglo veinte.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , ,

Comments 5 Comentarios »

Esta entrada podr√≠a muy bien titularse “tradutore, traditore”, -traductor, traidor-, porque tiene como Convidado al excelente novelista y traductor italiano, Pino Cacucci (Alessandria, 1955), gran “cuate”, dir√≠amos en M√©xico, de este autorpinocacuccimontanaro.jpg picture by antoniosarabia, y Pino sabe muy bien lo que esa palabra significa porque tambi√©n es responsable de la brillante traducci√≥n de mi novela Le Arance Amare di Sviglia (Ugo Guanda Editore, 2003) y otros varios textos m√≠os a la lengua del Dante. Si digo que esta entrada deber√≠a llamarse “tradutore, traditore” no es, desde luego, por causa suya, ya que su trabajo, siempre preciso y fidel√≠simo, le ha merecido varios premios internacionales, entre ellos, este a√Īo, el Claude Couffon que otorga el Sal√≥n de Libro Iberoamericano patrocinado por Luis Sep√ļlveda en inteligente y amistoso contubernio con el ayuntamiento de Gij√≥n y el Principado de Asturias.

Si digo que debe titularse “tradutore, traditore” es porque hace unas semanas ped√≠ a Pino que me mandara algo suyo para incluirlo entre Los Convidados y √©l correspondi√≥ a mi solicitud envi√°ndome un relato, -en el fondo una bella par√°bola sobre la inmigraci√≥n-, pero lo hizo, como es natural, en su nativo italiano, poni√©ndome en el comprometido y comprometedor aprieto de tener que traducirlo yo mismo. Esa es la raz√≥n por la que esta entrada, aparte de “tradutore, traditore”, podr√≠a llamarse tambi√©n “El autor prueba una sopa de su propio chocolate” o, “Cuando los patos le tiran a las escopetas”.
Así pues, esta semana yo traduzco a mi traductor, y le pido disculpas de antemano a él y a ustedes los habituales del blog por las posibles meteduras de pata porque su hermoso texto, La Resurrezione della Vite se merecía alguien con mayores conocimientos de la lengua italiana que yo. 

A√Īado, como resarcimiento, una evocaci√≥n de nuestro querido M√©xico donde Pino vivi√≥ tantos a√Īos. Se trata de un cuadro poco conocido de Diego Rivera, el gran pintor mexicano sobre cuya persona y √©poca mi gran amigo y traductor ha escrito much√≠simas p√°ginas. Se titula, no faltaba m√°s,¬†En el Vi√Īedo. Es de 1920.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , ,

Comments 9 Comentarios »