Archivo de la Categoría “Poes√≠a norteamericana”

Este lunes 19 de enero celebramos los doscientos a√Īos del nacimiento de Edgar Allan Poe (Boston, Massachusetts, E.U.A 1809-1849). Su vida, extra√Īa y atormentada, es digna de los cuentos que le har√≠an famoso.

Poe4.jpg picture by antoniosarabiaCuando √©l llega¬†apenas¬†al¬†a√Īo de edad, su padre, William Henry Leonard Poe, abandona a su madre, la actriz Elizabeth Arnold Hopkins, lo que ocasiona la muerte de esta pocos meses despu√©s. El peque√Īo Edgar es recogido entonces por John Allan un rico negociante escoc√©s de Richmond, Virginia, y su esposa Frances Valentine quien no pod√≠a tener hijos. Durante unos pocos a√Īos, a partir de 1815, se instala con ellos en el Reino Unido. Asiste a cursos elementales en una escuela de Irvine, en Escocia, m√°s tarde en un internado de Chelsea y finalmente en Stoke Newington, al norte de Londres. De vuelta a Richmond en 1920, se enamora perdidamente, a los 14, de la madre de uno de sus compa√Īeros de escuela, Helen Stanard, que a la saz√≥n tiene 30 y que morir√° un a√Īo despu√©s. A los 16, Poe se compromete sentimentalmente con su vecina Sarah Elmira Royster y se inscribe para estudiar lenguas en la Universidad de Virginia, pero ser√° expulsado un a√Īo m√°s tarde a causa de su debilidad por la bebida y el juego. Logra sostenerse un tiempo con trabajos eventuales, de tendero a periodista, hasta que Sarah Elmira rompe su compromiso con √©l y se casa con Alexander Shelton. Poe se alista entonces en el ej√©rcito de los Estados Unidos bajo el nombre de Edgar A. Perry afirmando que tiene 22 a√Īos cuando en realidad cuenta apenas 18. Ese mismo a√Īo, 1827, inicia su carrera literaria con la publicaci√≥n de Tamerlane y otros poemas que firma con el simple seud√≥nimo de “un bostoniano”. Liberado del servicio dos a√Īos m√°s tarde con el grado de sargento mayor de artiller√≠a, Poe se anima a entrar en la academia militar de West Point pero no soporta ni un a√Īo en ella y se hace expulsar despu√©s de una corte marcial.

poe2.jpg picture by antoniosarabiaA la edad de 26 a√Īos Poe se casa con su prima Virginia Clemm que apenas tiene 13 y que morir√° doce a√Īos m√°s tarde a consecuencias de una tuberculosis. La enfermedad hace crisis mientras ella canta y toca el arpa para Poe y sus amigos. La velada se trunca cuando una nota aguda la enmudece de pronto provoc√°ndole una hemorragia de sangre que le mana por la boca. La muerte de su adorada “mujer-ni√Īa” lo hunde a√ļn m√°s en el alcoholismo. Mis enemigos atribuyen la locura a la bebida en vez de la bebida a la locura, dec√≠a.
En 1849 se reencuentra en Richmond con Sarah Elmira Royster, aquel gran amor de su juventud y se compromete de nuevo con ella. La boda se fija para el 17 de octubre. Se dice que Poe estaba entusiasmado y feliz pero no vuelve a saberse nada de él sino hasta el 3 de octubre en que aparece delirando en una calle de Baltimore, misteriosamente vestido con harapos que ni siquiera le pertenecen. Es llevado al Washington College Hospital donde fallece durante la madrugada del 7.

Las incomprensibles circunstancias de su muerte no hacen sino acrecentar la leyenda negra de este autor, uno de los grandes pioneros de la narrativa contemporánea. El relato corto no sería lo que es sin sus aportaciones. Los modernos géneros policiaco, gótico y de terror, se fundamentan en sus escritos. Toda la arquitectura de los relatos de Sherlock Holmes, por ejemplo, la mirada del comparsa que narra los casos en primera persona y el método deductivo que hizo famoso al inquilino de Baker street fueron copiados por sir Arthur Conan Doyle de los cuentos de Auguste Dupin, el detective de Poe.
Admirado sin ambig√ľedades por autores como Kafka, Dostoyevsky, Lovecraft, Maupassant, Bierce, Mann y Borges, Edgar Allan Poe goz√≥ de traductores de lujo: Charles Baudelaire al franc√©s y Julio Cort√°zar al castellano.
En 1845 Poe escribió El Cuervo lo que le valió un éxito instantáneo. De su método de trabajo y de cómo ideó las famosas estancias que lo componen nos habla él mismo más abajo.

La traducción a los fragmentos de El Cuervo es de Antonio Pérez Bonalde. Los grabados son de Gustavo Doré, especialmente realizados en 1853 para ilustrar el celebérrimo poema de Poe.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments 4 Comentarios »

Este mes se celebra un aniversario m√°s del natalicio de Emily Dickinson (Amherst, Massachusets, 1830-1886), la gran poeta norteamericana cuyos poemas nos asombran a√ļn hoy por su grado de experimentaci√≥n y su modernidad.
EmilyDickinson1.jpg picture by antoniosarabiaEn una carta dirigida a su amigo Thomas Wentworth Higginson, a quien hab√≠a enviado algunos versos para que se los criticara, Emily le participaba su percepci√≥n personal de la poes√≠a: si f√≠sicamente siento que me arrancan la cabeza, eso es poes√≠a. Esa es mi √ļnica manera de saberlo. ¬ŅHay otra?
Sin embargo, para Emily Dickinson el quehacer literario era inseparable de las demás actividades que colmaban su vida cotidiana. La vivía con la misma intensidad con la que se ocupaba del jardín, tejía o cocinaba. Vivir es tan sorprendente, escribió en 1871 al mismo Higginson, que deja poco espacio para otras ocupaciones.
Apenas una media docena de poemas aparecieron en vida de la autora, todos dados a conocer en forma anónima o sin su consentimiento, y sólo fueron publicados después de ser corregidos por los editores.
La suya es una metaf√≠sica dom√©stica y particular, nos dice Margarita Ardanaz en su introducci√≥n a las Cartas Po√©ticas e √ćntimas (1859-1886), y contin√ļa m√°s adelante:
EmilyDickinson3.jpg picture by antoniosarabiaSus poemas tienen una frescura especial porque ella emplea las palabras de cada d√≠a como nadie las hab√≠a empleado antes. Nos sit√ļa en el umbral mismo del canto y nos invita, mediante fragmentos inacabados, a completar la ruta hacia ninguna parte. Eso es la poes√≠a. La pura posibilidad. El poema es para ella lo que ya no es tanto como lo que todav√≠a no es. Es en ese espacio incierto que media entre lo todav√≠a no dicho y lo ya recordado donde se sit√ļa el poema. El poema es el presente eternizado.
Acaso sea en este grado de experimentaci√≥n l√©xica donde radique la modernidad de su obra. Un sentido de la experimentaci√≥n que no tiene mucho que ver con su √©poca. Por eso no es casual que prefiera el poema breve y el fragmento en prosa como medios de expresi√≥n. El nivel de concentraci√≥n concede a cada una de las palabras un valor objetual imprescindible. El discurso se concentra en torno a una serie de palabras motrices. Por eso su sintaxis se ve frecuentemente reducida al nombre, suprimiendo al m√≠nimo los elementos unitivos y reduciendo los verbos en un af√°n de supresi√≥n del tiempo. Esta t√©cnica favorece las posibilidades de la elipsis, que es la aut√©ntica protagonista de la ret√≥rica dickinsoniana. Lo no dicho, los espacios en blanco, la insinuaci√≥n, el lenguaje oblicuo y la ambig√ľedad tienen tanto valor en su discurso como los elementos expl√≠citos. Y es que el silencio es para Emily Dickinson tan subversivo como la palabra.

Lee el resto de esta entrada »

Etiquetas: , , , , ,

Comments 4 Comentarios »